Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

viernes, 6 de marzo de 2009

MAFALDA CON MAYÚSCULAS



Porque se lo merece, porque no sólo es un icono en Argentina, si no que todo el mundo de habla hispana, hemos podido disfrutar de ésta maravillosa niña con pensamientos de mujer, perdida y hallada en sus propias preguntas. Qué será hoy en día de ella, donde estará, a qué se dedicará, mantendrá el contacto con sus amigos, Miguelito, Susanita, Libertad, Manolito, Felipe. Evidentemente con su hermano Guille si, y con sus pacientes papas, que seguro hoy en día se sienten orgullosos de haber tenido una hija como Mafalda.


Yo casi cada año releo los libretos, uno tras otro, aquellos cuadernillos de colores, que ya están desgastados, tira tras tira, esperando encontrar algo nuevo, esperando el milagro de un regreso imposible, que según su autor Quino, no será. Dibujó una época concreta que nos habló de Argentina y de los problemas del mundo, con una maestría que produce envidia sana. Con cuatro palabras con mucho sentido del humor y una dosis de realidad, nos ponía al día en tan sólo una pequeña tira de temas actuales en aquella época, que se podrían transpolar perfectamente a la nuestra.

Gracias Quino, por tu sentido del humor, por haber creado un personaje que tantas personas llevamos en el corazón y nos acompañará mientras vivamos. Ya puedes sentir orgullo y dicha de ser el verdadero papá de Mafalda, sin ánimo de ofender a aquél que adora las plantas.

©Yolanda Del 
Publicar un comentario