Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

jueves, 14 de enero de 2010

Levántate con buen humor

Me levanto con tranquilidad, porque he decidido tomar mi día y abrazarlo con buen humor. Una ducha, salir, sonreír, caminar queriendo pasar con calma a través de las horas que transcurren. Comer, hacer tus cosas personales, las de trabajo, ver amigos, a familiares, hablar con las personas.

Has intentado alguna vez que tu día sea pacífico y de repente, la gente con la que te comunicas quiere que haya guerra, que pierdas los nervios, que luches fuera de la trinchera. Malas contestaciones, malas caras, opiniones distintas que se vocean sin discreción alguna. Personas que no quieren hacerse cargo de sus propios errores y te los envían con energía negativa, para que sean tuyos. Los llamados vampiros energéticos, que vienen con su negatividad, a contagiarte.
Quiero ser un ser de luz, quiero sentir la calma de norte a sur, borrar discusiones inútiles. Me levanto y sonrío y veo comenzar mi maravilloso día. Lo voy a cruzar sin juzgar, sin herir ni sentir la herida.
Levántate haciendo que tu mente te guíe las veinticuatro horas. Los primeros minutos del día son importantes, porque marcarán el resto del tiempo.

(Gracias a E. Carrizo por su dibujo "Nuestra juventud y sus Guerras") (VíaTaringa)

©Yolanda Del 
Publicar un comentario