Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

domingo, 19 de abril de 2015

Inteligencia financiera

La inteligencia financiera debiera ser parte de la educación que reciben los niños en la escuela. Debido a los escasos conocimientos que la mayoría de las personas hemos tenido con respecto a este tema, nos fuimos bloqueando inconscientemente para lograr un flujo, que no sólo sea el suficiente, si no tener esa inteligencia de incrementarlo logrando que las ganancias sean como mínimo el doble de nuestros gastos, e incluso más. En el  "Cuadrante del flujo del dineroRobert Kiyosaki explica claramente el papel que jugamos cada uno, según nuestro "puesto" en el mundo laboral:

  • Empleado (no hay independencia económica) (trabaja para tener dinero) (trabaja para que otros ganen dinero)
  • Autoemplado (no hay independencia económica)(trabaja para tener dinero) (gana su dinero pero sigue siendo un empleo. Si no trabaja no hay ganancia)
  • Dueño de negocio (si hay independencia económica)(pone a trabajar su dinero para sí mismo) (crea su propio sistema de ingresos y tienen sus propios empleados)
  • Inversor (si hay independencia económica) (pone a trabajar su dinero para sí mismo) (invierten en sistemas de ingresos de otros, en bolsa, etc. Esta es la verdadera libertad económica, no es necesario estar pendientes de un negocio. Tienen ingresos residuales o pasivos que reciben las 24 horas del día, aunque estén tomando el sol en la playa)          

Desde pequeños nos han enseñado que la única posibilidad de sobrevivir es la del empleo o la del autoempleo, da igual que seas feliz o que lleves una vida anodina. No importa que seas infeliz o que tengas jefes descerebrados, que lo único que quieren es que "saques el trabajo", no importando nada o poco, tu estado personal. No se te revaloriza ni se espera de ti, que des más de lo que se impone. Nos hemos creído esto porque lo vimos en casa, era lo "normal" y quedó grabado en nuestro cerebro con sutiles palabras repetitivas que exigían ese estilo de vida. 
En cambio, todos los que estamos en estos temas de emprendimiento, conocemos historias de superación personal, de millonarios que sin estudios, pero con su meta totalmente clara en la mente, lograron sus fortunas insistiendo y levantándose, cada vez que un fracaso los dejaba en  bancarrota, incluso en la calle. Por ejemplo el caso de John Paul Dejoria, dueño de Patrón Tequila y otros productos, que fue el que inventó la frase de: "si no está satisfecho le devolvemos el dinero". Abandonado por su primera mujer y acompañado por su pequeño hijo, estuvieron  en la calle, hasta que ideó vender nuevos productos para las peluquerías, pateando las calles de un salón de belleza a otro. De ahí a la riqueza.
También conocemos a muchas personas con estudios, que nunca han logrado trabajar en lo suyo, y que se han conformado con "lo que les va saliendo", ya que hay que laborar.
Todo esto nos lleva a que la realidad es un estado mental, y de lo que tú te convenzas a ti mismo que eres capaz, será tu realidad. Sé que a muchas personas no les gusta leer esto, pero Kiyosaki lo tiene claro. Es importante saber con qué recursos contamos en este momento, y como los vamos a utilizar. A veces, necesitamos mucho menos de lo que pensamos para comenzar algo nuevo, un cambio de estrategia, levantarse una hora antes o acostarse una hora más tarde, prepararse en el tema que nos apasiona, aunque tengamos la impresión de que "no sabemos muy bien para qué". Nuestros límites son los que nos autoimponemos, en cuanto esto nos queda claro, comenzamos a romperlos y a expandir nuestra conciencia, y entonces vemos posibilidades que antes parecía que no estaban ahí para nosotros. 
Es interesante capacitarse financieramente, aunque no sea nuestro tema, ya que cuanto más completemos nuestra formación, más cerca estaremos de nuestra libertad económica. 
Yolanda Del ©
Publicar un comentario