Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

jueves, 22 de diciembre de 2016

Gustavo Adolfo Bécquer



RIMA LXXIX 

Una mujer me ha envenenado el alma, 
otra mujer me ha envenenado el cuerpo; 
ninguna de las dos vino a buscarme, 
yo de ninguna de las dos me quejo. 

Como el mundo es redondo, el mundo rueda; 
si mañana, rodando, este veneno 
envenena a su vez ¿por qué acusarme? 
¿Puedo dar más de lo que a mí me dieron?

Gustavo Adolfo Bécquer
Fotografía: Gustavo Adolfo Bécquer hacia 1864, retratado por J. Laurent  (Periódico ABC)

Yolanda Del ©
Publicar un comentario