Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

domingo, 18 de diciembre de 2016

¿Rezas a menudo? Lo haces mal


Cuando eramos pequeños íbamos a la Iglesia porque era lo normal, nos llevaban, hacíamos la comunión, la confirmación, etc. Los "curas" nos enseñaban la visión clásica de Dios según sus propios aprendizajes, muy cercanos a la religión, pero no tan cercanos a la espiritualidad. Ésta, tiene un concepto mucho más amplio, en el que todos estamos conectados y somos energía, por lo tanto, estamos directamente unidos a la energía de Dios. Y los que no creéis en nada diréis, que estupidez. Pero no voy a ahondar ahora en el concepto "espiritualidad", en el cual puedes ser de cualquier religión y tener cualquier creencia y te sentirás igual de conectado. 
¿Por qué rezas o rezabas mal? precisamente nos enseñaban a juntar las manos y decir una suerte de oraciones sin ton ni son, ni sentimiento. (Si has leído algún post mío verás que insisto en que el hecho de sentir es el que nos atrae los sueños que queremos cumplir). Nos enseñaban a rezar desde un Dios complejo que a veces era malo, o no del todo bueno, que castigaba si te portabas mal, y que era muy drástico. Pero lo más importante, nos enseñaban a rezar desde el "no tengo eso por lo que rezo y pido" desde la falta de lo que querías, craso error. Si lo haces así, te darán más de aquello en lo que te centras, osea, la falta de lo que pides, más de nada.
Pon atención: "debes rezar siempre sabiendo y creyendo que lo que quieres, ya es tuyo". Así de simple y efectivo. Teniendo tanta seguridad que lo puedes palpar. Actuando como que ya es tuyo. Sintiéndolo realizado. Pues esa es la actitud, (FE). Eso se nos pide, creer antes de ver. Porque si lo crees lo ves ¿Ves qué fácil? Y no hace falta que uses las oraciones clásicas, puedes pedir con tus propias palabras directamente a la fuente que todo lo es (Dios) o mediante sus santos, ángeles, etc, o aquello en lo que creas, el Universo Creador. Pide con convicción. 
Y muy Feliz Navidad.












Fotos: Pixbay

 ©Yolanda Del
Publicar un comentario