Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

viernes, 4 de febrero de 2011

La crisis económica mundial

Hay gente hundida en la más profunda de las miserias, que no alcanzan a ver el Norte. Trágica forma de vivir un día más, caídos en el profundo agujero de la desesperanza; vestir a un hijo se convierte en lucha, y pagar el alquiler, en cruzada.

La esperanza es lo último que se pierde. El hundimiento de la economía mundial, que nos trajo la mala diligencia de los políticos en Estados Unidos, vino cargado de miseria. Era más importante gastar el dinero en una guerra inútil, que solucionar préstamos bancarios sin fondos. 

Bush reza y ya no bebe, quizá rece por él mismo pidiendo perdón por la bancarrota mundial, o quizá sueña que fue un gran presidente al que recordar. Yo lo recordaré como el "hombre" que llevo a medio mundo a las filas de parados.

La esperanza es lo último que se pierde, algunos ya ven ese principio de escalera, para la dura subida que nos espera a nosotros y a nuestros hijos. Quizá los nietos vuelvan a saber de la bonanza que un día vivimos y no supimos cuidar. Juntos recuperaremos lo perdido. Usemos nuestra mente para visualizar imágenes de prosperidad en el mundo, todos en unión, lograremos más que muchos políticos usándonos de felpudo al que pisotear.

A que se debió la crisis económica mundial:

Herencia de la crisis en España:
Publicar un comentario