Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

miércoles, 19 de marzo de 2014

Me gustan los Talleres Literarios




Aquellos que critican los Talleres Literarios, no saben lo lejos que pueden estar de una corrección lingüística y una narración impecables, (no en todos los casos, por supuesto) a menos que tengan otro tipo de preparación en la que el lenguaje, ya sea escrito o hablado, sea el principio, el medio y el final. Todo lo que tenemos dentro cuando escribimos, lo transmitimos a la persona que lee, la prisa por acabar, la falta de vocabulario... A mí, el Taller de Mar Cantero, me hizo ver los fallos que cometía, y uno tras otro fuimos poniéndoles solución. Me hizo volver a amar la poesía, abandonada en los entresijos del tiempo. Me hizo "sentir". Y descubrí que hay muchas y muy diferentes formas de escribir, yo desconocía que poseía esa capacidad creadora. Cuando alguien critica los talleres de escritura, porque sí, no sabe lo lejos que está de la realidad. Yo tenía la creatividad, las ideas, la práctica. Pero me faltaba algo que estaba escondido más profundo. El coaching literario de Mar Cantero, sacó el yo sumergido de mi escritura, mis palabras escondidas, la luz de las letras perdidas en intentos pasados de escribir, cuando apenas tenía veinte años. Me hicieron desistir esas lejanas editoriales, esos gastos que para mí eran un mundo, el envío del libro encuadernado, una y otra vez, etc.
En la actualidad, los ebooks y la auto publicación, sumado a la infinidad de casos de éxito de escritores desconocidos, el apoyo de las redes sociales, y todo lo que conlleva, me animó a contactar a Mar y trabajar con ella, antes de lanzarme de nuevo, a este fascinante mundo.


Siempre estaré agradecida a este Taller intenso, al acompañamiento de esta maga de las letras y escritora, que es Mar Cantero, que con paciencia me enseñó el camino y me acercó a mi sueño. Por eso yo siempre defenderé a los que en este mundo nos guían, y evitaré a los que, denostando el trabajo de otros, creen que todo está escrito. Siempre se puede aprender algo nuevo.

©Yolanda Del

Publicar un comentario