Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

domingo, 1 de mayo de 2016

Reflexiones, de Emmet Fox

UN CIENTÍFICO es alguien que pregunta “” ¿Cómo?”.
UN FILOSOFO es alguien que pregunta “¿ Por qué?”
UN MÍSTICO es alguien que ve la vida desde adentro.
UN MATERIALISTA es alguien que ve la vida desde afuera.
UN POETA es alguien que domina la lengua.
UN POLÍTICO es alguien que pone en primer lugar su partido o su propia carrera.
UN ESTADISTA es alguien que pone en primer lugar a su país.
UN PATRIOTA es alguien que pone el interés de su país sobre el suyo propio.
UN ARTISTA es alguien que convierte la belleza en una religión.
UN HÉROE es alguien que hace las cosas que a los demás les gusta admirar.
UN CABALLERO es alguien que jamás se aprovecha.
UN COBARDE es alguien que ve lo más alto y escoge lo más bajo.
UN TONTO es alguien que cree que puede evadir ( engañar) la Gran Ley.
UN LADRÓN es alguien que trata de obtener algo, en cualquier plano, que no se ha ganado.
UN JUGADOR es alguien que cree poder ganar algo que no le pertenece por derecho.
UN ADULTO es una persona que ha aprendido a controlar sus emociones.
UNA PERSONA JOVEN es alguien que jamás se aburre.
UNA PERSONA ANCIANA es alguien que ha perdido su capacidad de asombro.
UN SANTO es alguien que ama a Dios sobre todas las cosas.
UN FARISEO es alguien que utiliza a Dios para glorificarse.
Un verdadero OPTIMISTA es alguien que sabe que sólo existe Una Causa.
UN PESIMISTA es, en realidad, alguien que cree en muchas causas.
UN CURANDERO es un médico de cualquier escuela que trata los síntomas en vez de las causas.
UN CHIFLADO es alguien que no ve las cosas como las vemos nosotros.

Un sentido del humor es, simplemente, un agudo sentido de la proporción.
LA CRÍTICA es sólo una forma indirecta del autobombo.
EL ARREPENTIMIENTO es la puerta al cielo.
EL REMORDIMIENTO es la úlcera del orgullo espiritual.
LA RELIGIÓN es la búsqueda individual de Dios.
Si la FUERZA BRUTA fuera la prueba, serían los leones los que nos tendrían enjaulados.
Si sólo importara EL TAMAÑO , los dinosaurios serían todavía los dueños de la tierra.
LA PRESIÓN SANGUÍNEA ALTA implica una presión emocional alta, demasiada ansiedad.
LA PRESIÓN SANGUÍNEA BAJA implica una presión emocional baja, pérdida de interés.
LAS COYUNTURAS QUE RECHINAN provienen de una mente que rechina.
El castigo del MENTIROSO es que no puede creer a nadie.
La maldición de la IGNORANCIA es que la víctima nunca lo sospecha.
El rencor de la POBREZA es no tener nada que dar.
El peligro de la RIQUEZA es una verdadera tendencia al egoísmo.
La condena del SENSUAL es que los sentidos han asesinado al corazón.
El HOMBRE PERFECTO llegará cuando la mujer perfecta lo reclame.
El hombre que habla mucho de sus ANTEPASADOS es como un tubérculo, su mejor parte está bajo tierra.
La gente que a menudo llega tarde a la iglesia, también PUEDE descubrir que ha llegado tarde al cielo.
Lo que dedicamos a la labor de Dios se nos devuelve multiplicado, y con una bendición. Lo que no dedicamos
a la labor de Dios, difícilmente nos reportará algún bien.
Emmet Fox

Yolanda Del ©

martes, 29 de marzo de 2016

Inventa tu vida

Piensa en cómo quieres que sea tu vida a partir de hoy ¿Qué tipo de personalidad quieres tener? ¿Cómo vistes? ¿En qué lugar trabajas? o prefieres ser independiente y desarrollar tu creatividad al máximo. Crea tu nuevo yo escribiendo en un papel lo que sueñas para ti, en todos los aspectos de tu vida. Dale color y tres dimensiones con tu imaginación. Se constante en tu repetición diaria viendo las imágenes de tu nuevo rol, y observa como alguien te felicita en esa imagen mental. Riega todo con mucha intensidad de sentimientos. Piensa en cómo lo haría un niño que pide y sabe que lo que sueña le será entregado, porque ya lo intuye suyo. Celebra con anticipación las buenas nuevas antes de que sucedan, salta de alegría y disfruta el momento.
Repito: se constante.

Yolanda Del ©

lunes, 21 de marzo de 2016

La Oración de Jabes

Oración milagrosa que te llenará de bendiciones. Para decir a diario, aunque no creas en nada.

Jabes invocó al Dios de Israel diciendo:

¡Oh, si en verdad me bendijeras, y
ensancharas mi territorio,
y tu mano estuviera conmigo
y me guardaras del mal
para que no me causara dolor!

y Dios le concedió lo que pidió


Yolanda Del ©

domingo, 26 de julio de 2015

Neville Goddard. Camina sobre el Agua (conferencia)

Ted Kennedy recientemente hizo un elogio a su hermano, en el que citaba un pasaje de George Bernard Shaw. El pensamiento era este: “Algunos hombres ven las cosas como son y dicen, ¿Por qué? Yo sueño con las cosas que nunca fueron y digo, ¿Por qué no?” Cuando tú piensas en tu nacimiento en este mundo como un acto de Dios, ¿puede algo ser imposible para Dios? No sabiendo cómo o por qué estás aquí, pecas contra el Espíritu Santo cuando te atreves a poner un límite ¡al poder que te trajo aquí! No hay otro pecado contra el Espíritu Santo que la creencia del hombre en que algo es imposible ¡para su propia maravillosa imaginación humana! ¡Quiero que vayas a por todas! No pongas límite al poder creativo de Dios. Imagina lo que es inimaginable y camina sobre el agua, a través de la fe.

El agua simboliza tu aceptación de la vida como psicológica, y su drama que tiene lugar en la imaginación. Cuando dejas de excusarte a ti mismo o a cualquiera por las experiencias de la vida, y comienzas a reorganizar la estructura de tu mente para sentir que tu deseo está cumplido, estás caminando sobre el agua. Las Escrituras hablan de la piedra, el agua y el viento. Acepta los hechos de la vida y estás caminando sobre piedra. Cambia los hechos en tu imaginación, y los has convertido en verdad psicológica, la cual entonces se vuelve una experiencia espiritual. Cuando vives por este principio, estás caminando sobre el agua, hacia tu nacimiento del más allá.

Dejadme ahora compartir algunas experiencias de un amigo que practica el arte de caminar sobre el agua. En su carta él decía: “Hay una señora en mi oficina que estaba constantemente hablando sobre la ausencia de hombres elegibles decentes, declarando que eran todos chusma y nada buenos. Hace seis semanas, mientras conducía a casa desde el trabajo, revisé sus palabras. La oí decirme que estaba saliendo con un hombre maravilloso y compartiendo las cosas maravillosas que estaban haciendo. Recientemente esta señora estaba tan sombría que yo me acordé de revisar sus palabras otra vez, así que lo hice. Ayer ella estuvo veinte minutos hablándome del perfecto caballero con el que ahora está saliendo. Él debe ser tremendo, pues esta señora está ahora andando en éxtasis.”

Luego continuaba diciendo: “Un socio me pidió escribir una nueva revisión para su cliente. Recogí todo el material que podría necesitar, lo puse en una carpeta y lo coloqué en mi escritorio, que estaba con una pila alta de trabajo pendiente. Entonces un viernes mi socio dijo: 'Mi cliente quiere verme el próximo lunes a las 9:00 A.M. en su oficina', y me di cuenta de que debía producir la nueva revisión en ese tiempo. Inmediatamente me senté e imaginé que eran las 5:00 P.M. Mi revisión fue completada, leída por mi socio y aprobada. Le oí decir: 'Esto está bien'. Satisfecho con esa escena como mi resultado final, localicé la carpeta, me senté en mi máquina de escribir y escribí cuatro páginas, como fluyendo todo sin problema. A las 5:00 de esa tarde mi socio se detuvo en mi oficina, leyó la relación y dijo las palabras exactas que yo le había oído decir en mi imaginación: 'Esto está bien.'”

Cuando realmente crees que imaginar crea la realidad, sabrás que no hay ficción. ¿Cómo puede haber ficción cuando la imaginación está siempre creando su realidad? Puedes oír algo que no te gusta, pero a causa de que imaginar crea la realidad lo que oyes fue primero imaginado, o no hubiera sucedido. Cuando revisas lo oído deteniendo la acción y reescribiendo el guión estás caminando sobre el agua, imaginando la realidad que deseas oír y que aparezca en tu mundo.

Mi amigo continuó su carta, diciendo: “Hay ciertas cosas en mi vida que yo no entiendo. El domingo pasado, mientras mi mujer, nuestro hijo más pequeño y yo estábamos plantando flores de verano, me di cuenta de que estaba experimentando – en detalle – lo que yo había soñado sucediendo el invierno pasado. En aquel momento pensé que el sueño debía haber sido simbólico, pero no conociendo el simbolismo de las flores, lo abandoné. Ahora no entiendo la relación entre un sueño nocturno – que yo no controlaba, y el plantado del domingo pasado – que yo controlaba.”

Cada evento en la vida contiene dentro de sí mismo algo más allá de su experiencia física. Las flores simbolizan el crecimiento de los plantados. Durante el invierno, cuando nada crece, él plantó semillas, que cosechará no sólo en el mundo del César, sino también en el mundo del espíritu, como todos nosotros hacemos. Yo te insto ahora a utilizar tu imaginación y caminar sobre el agua. Planta las semillas de deseo en la profundidad de tu alma y permíteles florecer en la tierra. Si no ves su cosecha inmediatamente, cree que lo hiciste, pues vendrá lo reconozcas o no. Y no peques contra el Espíritu Santo diciendo que algo es imposible, pues Dios es tu propia maravillosa imaginación humana y nada es imposible de imaginar.

Cuando alguien te dice algo, aunque puedes negar su verdad o posibilidad, debes imaginar a fin de entender sus palabras. A menos, por supuesto, que hablen en una lengua extraña, entonces todo es un sin sentido. Como Pablo dijo: “Hablaría mejor cinco palabras con entendimiento, que diez mil palabras que no se pueden entender.”

No pienses en las razones por las que no puedes tener tu deseo; ¡simplemente piensa que ya lo tienes! Si te dices a ti mismo que no es posible, estás pecando contra el Espíritu Santo.

No conozco ninguna limitación al poder de Dios. David es descrito en el Libro de Samuel como rubio, con bellos ojos y limpia piel. Si juzgas por las apariencias, entonces ciertas razas podrían ser excluidas – pero David no es de este mundo. David es el que surge en nosotros a causa del descenso de la semilla de Dios. Seas caucásico, negro u oriental, Cristo – la semilla de Dios – desciende y se planta en ti. Y cuando la unión entre esa más alta semilla descendente y lo que es sólo un ser animado tiene lugar, eres individualmente elevado a un mundo sobrenatural, donde te conoces a ti mismo como el padre del único hijo engendrado de Dios, David.

Yo te insto a utilizar tu imaginación para todo lo que es amable y amado. No importa cuál pueda ser tu deseo – tu imaginación te lo dará, pues la imaginación humana es el cuerpo divino que el mundo llama Jesús. Porque tú puedes imaginar y yo puedo imaginar, somos miembros de ese cuerpo divino, y todas las cosas son posibles para él. No hay una cosa imposible para Dios. ¡Todo lo que necesitas hacer es imaginar su cumplimiento!

La fe es un experimento que termina como una experiencia. Experimenta creyendo que ya tienes todo lo que deseas, y tendrás la experiencia. Pruébate como mi amigo hizo. El experimentó con el pensamiento de que la señora tenía un maravilloso novio. Entonces la imaginó oyéndola hablarle sobre el nuevo hombre en su vida. Luego su experimento se convirtió en su experiencia. Eres el centro del mundo en el que vives. Un aparente otro es sólo una extensión de ti mismo, pues el centro de tu ser es proteico. Es él el que juega los papeles de todos los aparentes otros. Yo te desafío a experimentar con un nuevo o mejor trabajo, un esposo o esposa, un nuevo coche o casa. No trates de analizar tus deseos o culparte, pues en el momento en que lo haces, descubres innumerables cosas que son desagradables, y en el momento en que son pensadas, son formadas.

Nadie está sin pecado. En algún momento todo el mundo mentalmente ha codiciado o robado. Describe a un hombre en términos poco halagüeños y has robado su buen nombre. Todo el mundo es culpable; por lo tanto no te analices, pues si lo haces errarás el blanco. Preocuparte sobre lo que podías haber hecho es malgastar tu poder creativo. Recogerás la cizaña así como el trigo, ya que cada acto imaginario se cumple. Pero comienza ahora a plantar algo amable – no sólo para ti mismo, sino para tu vecino, amigo o hijo. Enamórate de la idea de que él está feliz y seguro. Siente la satisfacción que viene cuando uno reconoce su cosecha, pues si una cosecha no es reconocida, no hay satisfacción. Pero cuando haces algo conscientemente y ves tu cosecha, recibirás enorme satisfacción.

Prueba que tus pensamientos tienen poder creativo imaginando constantemente, y camina sobre el agua. No importa qué suceda en el transcurso del día, revísalo. Haz el día conforme a lo que tú quieres que sea, y estás caminando sobre el agua.

El Génesis cuenta la historia de Jacob, que vio un pozo cubierto con una piedra. Quitando la piedra, sacó agua para su rebaño. Y cuando puso la piedra otra vez, todo parecía permanecer igual que antes, de modo que nadie supo quien había corrido la piedra y sacado el agua. En el Nuevo Testamento, Jesús realizó su primer milagro llenando las jarras de piedra con agua y sacando vino.

Los hechos ciegan el yo a la imaginación. Yo he venido a curar esta ceguera y a mostrarte cómo quitar los actos de la naturaleza. La mujer en la oficina compartió sus hechos, así como el hombre que fue regañado. Descubriendo que la imaginación es su pozo, mi amigo quitó esos hechos de piedra de su mente, y sacó la verdad que él deseaba oír de su imaginación y la colocó en otra vasija – otro hecho. Vierte agua en cualquier recipiente y no importa qué forma o tamaño la vasija pueda tener. Congela el recipiente y el agua habrá tomado su forma. Así que si quitas la piedra y sacas el agua, puedes colocarla en cualquier forma que desees y se exteriorizará.

No dejes pasar ni un día sin practicar el arte de caminar sobre el agua. Cada vez que utilizas tu imaginación amablemente en nombre de otro, estás haciendo de mediador de Dios con el aparente otro. Así mucha gente utiliza su imaginación poco amablemente, sin embargo están también haciendo de mediadores de Dios con ese otro.

Millones de personas creen que alguien ha echado una maldición sobre los Kennedy. ¿Sabes que tales poderes existen?, porque imaginar crea la realidad. William Butler Yeats una vez dijo: “Nunca estaré seguro de que no fue alguna mujer pisando en el lagar quien comenzó el sutil cambio en la mente de los hombres. O que el apresuramiento con el que tantos países fueron dados a la espada, no empezó en la mente de algún joven pastor, iluminando sus ojos por un momento antes de correr sobre su camino.” Quién sabe quien, esta noche – sintiéndose herido y traicionado por un amigo – pondrá sus pensamientos de cólera y venganza en movimiento, sin ningún pensamiento de arrepentimiento. Quizás él no conoce el arte de perdonar o no tenga el deseo de perdonar, permitiendo así a sus pensamientos moverse y construir y construir hasta que lleguen a su inevitable fin – configurándose en su vida. Pero como George Bernard Shaw dijo: “Algunos hombres ven las cosas como son y dicen, ¿Por qué? Yo veo las cosas que nunca fueron y digo, ¿Por qué no?” Yo te cuento la increíble historia de Jesucristo, el patrón que el hombre debe seguir a fin de escapar a la muerte eterna, y decir, ¿Por qué no?

¿Cómo podemos nosotros quienes nacimos físicamente por la gracia de Dios, pero no podemos hacer crecer un pelo sobre nuestra cabeza o una uña de un dedo, atrevernos a poner un límite al poder de Dios? Si la gracia de Dios nos dio nacimiento físico, ¿no puede ese mismo poder darnos nacimiento espiritual en un mundo más alto? La promesa es: “Naceréis de lo alto.” Si Dios hace tal promesa, tiene el poder para mantenerla. Y lo hace, a través de su regalo de la visión. Nacidos de la carne por un poder más allá de nosotros mismos, estamos destinados a ser nacidos en un mundo espiritual por un poder más allá de nosotros mismos, a causa de la semilla de Dios descendida y unida con nosotros. Ella fue plantada por un acto creativo, y cuando esa semilla es fertilizada, erupciona, el patrón despierta, y nos movemos a una era enteramente diferente. El patrón de Dios ha erupcionado en mí. Estoy contándoos mi historia con la esperanza de que vosotros que la oís la creáis y probéis su verdad por vosotros mismos. Os he hablado de la ley del César, enseñándoos cómo caminar sobre el agua y utilizar esta ley psicológica para cambiar vuestro mundo – no sólo para vosotros mismos, sino para los demás.

Nadie necesita permanecer detrás de la proverbial bola ocho (1) si conoce esta verdad. No hay necesidad de mendigar o pedir a nadie nada, pues todo vive en la imaginación humana, listo para apropiárselo y ser hecho visible.

Todo el mundo nacerá de lo alto, pues todo el mundo es Dios y no hay nada sino Dios. Nadie puede fallar, pero la historia de Dios debe ser oída y creída. Así que Dios se envía a sí mismo como mensajero, eligiendo a un individuo e impregnándolo. La persona puede o no saber lo que está sucediendo, pero en el intervalo de tiempo perfecto el nacimiento tendrá lugar. Todo el mundo aquí es llamado con un propósito. Si no has sido unido con esta semilla – espera, pues es seguro y no será tarde. Hay quienes han sido conscientes cuando recibieron la semilla. Otros no, pero cuando el niño nace ¿importa si el momento de la concepción es recordado o no?

Es todo el cumplimiento de un plan perfecto dentro del cuerpo eterno de Dios, cada uno llenando su orden específico. Hay quienes serán el apóstol, otros el profeta, otros más el profesor, el ayudante y el sanador. Hay diferentes niveles en el cuerpo de Dios, pero no importa, porque en ese cuerpo todos somos uno.

Tómame en serio. Cuando sabes lo que quieres en la vida, construye una escena que implicaría que tu deseo está cumplido. Velo tan claramente como sea posible. Siente su naturalidad. Experimenta hasta que sepas que la escena y todo lo que implica es real. Ahora, en la medida en que creas en su realidad, tu experimento se convertirá en tu experiencia. No te detengas ahí. Sigue imaginando y comparte tus resultados con los demás. Diles cómo liberarse de esta esclavitud al César.

Cuando sabes quién eres realmente no envidiarás a nadie. ¿Cómo podrías, cuando tú sabes que eres Dios, y ellos son sólo tú mismo proyectado fuera? Si mañana, algo viene a tu vida que no está a tu gusto, no lo aceptes, pues este hecho ciega el yo a la imaginación. Elimina la ceguera preguntándote qué te gustaría, en lugar de lo que parece ser. Entra en ese pensamiento. Deléitate en ello como si fuera un hecho. Persuádete de que lo es. Cree en su realidad y se convertirá en tu experiencia.

Ahora entremos en el silencio.

Traducido por Javier Encina
La conferencia original en inglés es WALK ON THE WATER (Neville 06-20-1968) y fue tomada del sitio http://www.freeneville.com/


Yolanda Del ©

domingo, 31 de mayo de 2015

Cuando las dudas te paralizan

Cuando dudas o te angustias en la vida, frenas tus cambios. Si permites que el sufrimiento gane puntos no tienes la opción de pensar con claridad ni tomas las acciones correctas. Cuando decides demasiado deprisa sin calcular pros y contras tomas riesgos que pueden llevarte a una gestión poco eficaz de hacia dónde vas.
Las dudas ponen en cuestión el cómo percibes la realidad, no te atreves a tomar un curso u otro, no te decides por un camino, no sabes qué carrera estudiar, siempre tienes la oportunidad de empezar de nuevo si lo que has hecho anteriormente no te satisface. Las dudas traen el auto saboteo interno que te convence de que no puedes hacer algo que realmente quieres o necesitas llevar a cabo, te crean la necesidad de que otros te validen y las justificas de innumerables maneras para convencerte de que no tomar acción es mejor en este momento, y crees que llegará el día oportuno, pero será más adelante. Retraso de metas y creación de miedos.
La duda también puede ser el resultado de una programación que está implícita en ti, si otros decidían siempre los temas importantes y te quitaban esa "carga", por lo cual no aprendiste a tomar responsabilidad en tus estrategias de vida. Escúchate ¿qué te dices cuando piensas, que te desanima y te hace retrasar decisiones importantes? se trata de despejar la duda, y no permitir que el ego te domine y decida por ti. Si las expectativas de otros o las tuyas propias sobre lo que deberías haber hecho no se han cumplido, ahí estará el eco martilleante de tu voz interna diciéndote todo de lo que no eres capaz, o que ya no tienes edad. Esto puede crear falta de control sobre tu vida e incluso llevarte a una depresión por no alcanzar metas.
Lo mejor para atajar las dudas es que vayas creando una confianza en ti, fuerte e infalible ¿cómo? mediante cursos, lectura, más cultura, aprender a expresarte mejor, ser capaz de hablar en público, ir logrando nuevos pequeños conocimientos que te acerquen al grande, estar con gente positiva que tenga metas parecidas a las tuyas, que las metas vayan siendo realistas, si quieres crear opciones acuérdate de aquello de "dar el primer paso con Fe, no tienes que ver toda la escalera, sólo sube el primer peldaño" que dijo Martin Luther King. Háblate con cariño y piénsate de la manera que te gustarías estar o ser. No hagas caso de las críticas destructivas aunque vengan de personas que realmente te importan, acepta sus opiniones pero no las compartas internamente, y deja claro que tú decides tu vida. 

Yolanda Del ©

lunes, 11 de mayo de 2015

Vampiros energéticos o los asesinos de ideas.


Así los llama el psicólogo Bernardo Stamateas "Los asesinos de ideas", a las personas tóxicas que pululan alrededor pendientes de destruir nuestros sueños, a veces sutilmente, sin que nos demos cuenta. Empezamos por decidir algo, sobre la pareja, la vida, el trabajo, la familia, o sobre algún sueño loco que ahora nos atrevemos a intentar. Sentimos una felicidad interna repentina, sabemos que podemos, lo vamos a hacer, y entonces, es cuando lo contamos antes de tiempo, y ya hemos empezado el declive, si no somos emocionalmente estables y estamos necesitando la aprobación continua. Aquí empieza la repetitiva cantinela del "tú no vas a poder", dicha por diferentes voces y en diferentes estilos.
Dice Stamateas en Gente Tóxica:
 Muchas veces permitimos entrar a nuestro círculo más íntimo a los chismosos, a los envidiosos, a gente autoritaria, a los psicópatas, a los orgullosos, a los mediocres, en fin, a gente tóxica, a personas equivocadas que permanentemente evalúan qué dijiste, qué hiciste y por qué hiciste o dijiste algo (o por qué no lo hiciste o no lo dijiste). Se trata de personas tóxicas que potencian nuestras debilidades, nos llenan de cargas y de frustraciones. Ellas, por cierto, saben todo lo que pasa en el ojo ajeno, pero se olvidan de ver qué es lo que percibe cada uno de sus sentidos ¡No permitas que nadie tenga el control de tu vida ni boicotee tus sueños! 
Conéctate con la gente correcta, confía en ti. ¡Estás capacitado para hacerlo! Si tienes en claro tu propósito y tus sueños podrás tener el control de tus emociones y de decidir a quienes quieres elegir para que te acompañen. El problema se suscita cuando decidimos quién nos acompañará mucho antes de tener en claro adonde queremos llegar. El propósito de tu vida es tuyo y sólo a ti te pertenece diseñarlo. La solución está en ti. Desafíate cada día a más, a mucho más.

Por esto es tan importante que sepas las fortalezas que tienes, y declinar amablemente opiniones ajenas, de personas que no van a vivir tu vida por ti.

Dice Stamateas:
 El que no se alegra de tu avance o de tus sueños, que diga lo que quiera, tú prosigue hacia la meta, no te amarres a quienes no se alegran con tus éxitos. Desprecia la opinión de la gente tóxica, sé libre de los críticos y serás libre de cada una de sus palabras y de sus acciones. No idealices. No esperes nada de nadie.

Aunque debes tener claro que siempre es maravilloso tener el apoyo de amigos y familiares, también debes saber que tú tienes unas capacidades asombrosas para definir tu vida, lo que pasa muchas veces es que nadie nos lo ha hecho saber, y no las hemos desarrollado lo suficiente. 

Así divide Stamateas a los vampiros energéticos o asesinos de ideas:
  1. Los mete-culpas: Con todo lo que yo hice por ti, ahora ¿me pagas así? Una madre a su hijo.
  2. El envidioso: "El número de los que nos envidian confirma nuestras capacidades". Oscar Wilde
  3. El descalificador: ¡Excelente trabajo!, lástima que lo entregaste tarde.
  4. El agresivo verbal: ¡Vamos, estúpido! ¡muévete! Un automovilista a otro.
  5. El falso: "Mi pareja es maravillosa, estamos tan enamorados. La amo con todo mi corazón". Un mujeriego a su grupo de amigos.
  6. El psicópata:  A mí nadie me dice lo que tengo que hacer. "Un hombre a su médico".
  7. El mediocre: "Vemos sobre la marcha, seguro que es una tontería. No se preocupe, con un poco de pegamento lo arreglamos". Respuesta de un plomero a una mujer a la que se le inundó toda la casa.
  8. El chismoso: "Te lo digo porque lo sé de muy buena fuente". Un compañero de oficina a otro.
  9. El jefe autoritario: "Esto es así o así, y si no te gusta, ahí está la puerta". Un supervisor a un jefe de piso.
  10. El neurótico: "Si no les gusta como soy, cambien ustedes".
  11. El manipulador: Ella, triste: "Me gustaría que me regalaras flores" Él, al día siguiente: "Mi amor, te traje flores" Ella, enojada: "Ahora no las quiero, no fuiste espontáneo"
  12. El orgulloso: "Me gustaría ser mujer para poder ser besada por unos labios tan bellos como los míos". Un narcisista a su novia.
  13. El quejoso: Una mujer dice:" ¡Qué sed que tengo!, ¡qué sed que tengo! ¡qué sed que tengo!" Una vecina la escucha y le acerca un vaso de agua y entonces, tras beber, la mujer dice:"¡Qué sed que tenía!"
"Cuanto menor tiempo sea el que dediques a escuchar las voces ajenas o extrañas, mayores serán los resultados que vas a acumular. Cuanto mayor sea el tiempo que le dediques a escuchar tu propia voz interior, cuanto más te detengas a observar tu reloj interno y a prestar atención a lo que dice tu corazón, mayores serán los éxitos que vas a cosechar".

No te olvides de "el victimista", aunque todos los vistos anteriormente en el libro "Gente Tóxica", tienen ya un tufo a ello, ya que son personas que disfrazan su historia personal, culpando siempre a otros de lo que consideran sus desdichas. Así siempre están protegidos frente a cualquier cosa que les suceda, "fue mi madre, mi marido, lo que dijo Menganito, lo que hizo Fulanito". Nunca admite que él o ella pueden haber creado su existencia tal como es. Lo sé muy bien porque yo tuve una época de mi vida en que culpaba a otros de mis circunstancias, y entre ellos a Dios: "si Dios existiera a mí no me pasaría esto" (ésta se usa mucho).
Hasta que decidas decir "basta", pensar y formarte para adquirir conocimientos y subir tu autoestima, no encontraras ese punto exacto en el que cambia la perspectiva de tu vida. Y entonces dirás: "he decidido cambiar de trabajo porque el que tengo no me hace feliz, o voy a dejar a mi pareja, ya no me aporta nada". Y te dirán: "no te va a salir bien" "a dónde vas a ir" "tal y como están las cosas". Y sabrás responder con tranquilidad y elegancia que es tu decisión y por ti sólo decides tú.
Un último apunte importante, que yo siempre tengo en cuenta y que además puede resultar gracioso. Todos los que dan este tipo de consejos, nunca han hecho lo que tú quieres hacer ¿ves? te aconsejan sobre cosas que ellos no se han atrevido a realizar, y quieren que sus miedos sean los tuyos. Lo disfrazan de consejo o preocupación por ti, pero te dañan y desmoralizan. Tener una buena autoestima te ayuda a afrontar todas las vicisitudes de la vida.


Yolanda Del ©

domingo, 3 de mayo de 2015

La Felicidad

La búsqueda de la felicidad es una constante en la vida de muchas personas, que estarían dispuestas a cruzar el mundo en busca de esa panacea que a veces parece un sueño. Para algunos está en compartir y crear momentos con los amigos y la familia, para otros en subir a la montaña más alta para meditar, para otros en todo lo que pueda darles valor material. Sería difícil ponerse de acuerdo, pero ni siquiera es necesario, la felicidad está en el interior de cada uno, y tú, la tienes dentro de ti. 

*Lee mi antigüo post "Las raíces de la felicidad".


 -Las personas felices, están más dispuestas a ayudar a otros. No se trata de "ser rico" para hacer ofrendas, seguro que ya has escuchado que a veces quien menos tiene es quien más ofrece. El otro día comentaba en un programa de televisión, una persona desahuciada hace un año, que las gentes más humildes son las que primero sacan la cartera para ayudar, y los más pudientes pasan más de largo. 
 -La personas espirituales también son más felices, ya que saben que en su interior está la paz y la calma, que forma parte ese sentimiento de estabilidad, de saber que si hay momentos malos, ya llegaran los buenos, y que hay una energía más allá de nuestro conocimiento (Dios, Buda, Universo...) que nos eleva y trabaja a nuestro favor, si así se lo solicitamos.
 -Cuando uno es feliz, se toman decisiones más fácilmente, se está más preparado para afrontar cambios. Si surgen trabas, se destraban con tranquilidad, mirando los pros y los contras del asunto.
 -Cuando se es feliz se tiene más autoestima, se piensa en la forma lógica de solucionar conflictos, y se sabe que no se acaba la vida, ni por un desamor, ni porque se termine un trabajo. Si se tuercen los planes se busca el punto positivo, "si no pude hacer esto ahora, quizá algo mejor me espera".
 -Las personas más felices toman decisiones. Las pequeñas decisiones te llevan a las grandes, y a los resultados.
La felicidad no se mide en compararse con los demás, ni debes pensar que es concluyente si hasta ahora lo has sido o no. Si consideras que tu vida ha sido una tragedia (venga, piensa un poco y encontrarás algo positivo a lo largo de tus años vividos), debes plantearte que fue lo que no hiciste, que hubiese cambiado tus vivencias a positivas, y ponerlo en marcha ahora. Y piensa siempre que de los errores se aprende. No te quedes sentado culpabilizando a otros de tus fracasos, y te infles con todo el protagonismo en tus logros. Al igual que los aciertos te pertenecen, también los fracasos llevan tu firma.
Repite: "Yo me responsabilizo de mis actos, y a partir de ahora pongo todo mi potencial a trabajar para mí".
¡Sí, tienes potencial! lo tienes, créelo, aunque te hayan dicho que no, aunque creas que no estás preparado para... o que no sabes cómo... o no ves expectativas. Sé feliz, si en tu interior sabes que es una decisión, lo vas a lograr. Debes hacerlo en el sitio en el que estás ahora, sin escapar a no se dónde, porque allí te espera la vida de ensueño. Tiene que ser aquí y ahora. Con lo que dispones. Con tu mente.

Yolanda Del ©

domingo, 26 de abril de 2015

Tu potencial humano y la PNL

¿Hasta dónde crees que puedes llegar? La respuesta está en tu sistema de creencias, esas que han quedado grabadas a fuego en tu mente subconsciente. Aquello que te decían cuando aún estabas creciendo, sobre tu propia valía personal ¿recuerdas? "tú no sirves para estudiar" "menganito llegará lejos pero tú te tendrás que conformar con lo que vaya saliendo" "uf, olvídate de aprender otros idiomas" "haz lo que hizo Pepe, mira que bien le ha ido" "no estudies eso que no tiene salida, busca algo en lo que luego encuentres trabajo, aunque te guste menos" ¡no pensarás hacer lo que Juana, ella tiene dinero y tú no! ¿Te resuenan estas frases u otras parecidas? pues déjame decirte, que éstas y muchas otras que ya no recuerdas, pueden estar grabadas en tu mente subconsciente, creando el camino en tu realidad. Y permítete que vaya más allá, diciéndote, que todo esto se puede deshacer, implementando nuevas creencias. 
Una herramienta muy eficaz para lograr esto, es la PNL (programación neurolingüística), que puedes realizar con ayuda de un profesional (siempre es mejor), o hacer por tu cuenta y riesgo en tu casita. Tiene mucho que ver con la mente y el lenguaje, al repetirte una idea de manera continua, (o las que te han repetido otros, como vimos antes), se están creando programas mentales que quedan grabados en nosotros, a los que se asocia una emoción, que irá dirigiendo nuestra forma de accionar, condicionada, ante las distintas experiencias que la vida nos presente. Para cambiarlo puedes crear un modelo repetitivo de hacia dónde quieres ir, o como quieres reaccionar, o que creencias nuevas quieres adaptar en tu mente. Para ello tienes que  poner el foco en lo que sí quieres realmente, e insistir en esa intención con unos ejercicios prácticos hasta que surja de manera natural, esa idea que queremos lograr. 
Cada vez está más de moda desarrollar todo nuestro potencial humano, con cursos, con psicólogos, expertos en desarrollo personal o coach. Yo veo la vida como un aprendizaje continuo, y me lanzo de cabeza a aprender nuevas técnicas que me ayuden a implementar lo que yo quiero para mí, no lo que quieren otros.
No es que la gente, familia, amigos, etc, sean mejores o peores cuando nos dan sus puntos de vista. Nos enseñan desde sus propios conocimientos, pensando que es lo mejor para nosotros. Nos muestran lo que ha funcionado para ellos, que no tiene que ser lo que funcione para nosotros. 
Hace un tiempo, decidí cogerme un año entero sin trabajar, por unas circunstancias personales. Un descanso que creí necesario antes de estallar, en una empresa que es lo más lejano a lo que yo quiero para mí. Enseguida llegaron las opiniones de familiares, de algunos amigos, de compañeros de trabajo, en referencia mi equivocación al hacer algo así. "La crisis" "tal como está el país" "no me parece una decisión correcta"... el bombardeo de "juzgar" lo que uno hace desde sus propias ópticas personales, que no no son como las mías. Y yo he dedicado el año  a formarme en Trading (bolsa), cursos de mejora continua, hacer planes, renovar mi interior para que cambie mi exterior. Esa es mi óptica y es la que me debe importar. Como a ti la tuya. Puedo decir que no me arrepiento de mi decisión. Tenemos mil rumbos abiertos delante de nosotros si estamos dispuestos a verlos y tomarlos. Yo sigo en el proceso.
No sólo añadamos conocimientos y habilidades a nuestro potencial, también INTEGRIDAD

*pequeño ejercicio de PNL :)
  1. Pregúntate ¿qué es realmente lo que yo quiero? (si no lo tienes claro, haz un  brainstorming de ideas, escribe lo que te venga a la cabeza, aunque te parezca loco o poco práctico= recuerda que estamos buscando lo que realmente quieres ser o hacer en la vida) (vete reescribiéndolas hasta que te quedes con la más importante) 
  2. Ahora cierra tus ojos, tres respiraciones profundas, soltando el aire por la boca (o cualquier sistema de relajación que conozcas)
  3. Mírate en el futuro, dentro de cinco años. Cómo eres, dónde estás, que hay a tu alrededor. ¿A qué huele? ¿quiénes te acompañan? fíjate en como vistes. Si estas sólo, ¿piensas en positivo, en tus logros? si estas con alguien, ¿de qué habláis? todos los detalles son importantes, pero no te agobies si alguno no te funciona. Siempre puedes rehacer la visualización hasta que estés cómodo con lo que ves. Si te ha gustado la experiencia, repítela un mínimo de 21 días (o más si ese es tu deseo)
  4. Ten Fe (el hecho ya está cumplido) no sólo esperanza (me gustaría que fuese así...)
  5. Al finalizar di, "hecho está, gracias" (esto es voluntario, pero puede ayudar :)
Hasta el próximo post. Feliz semana.
Yolanda Del ©

domingo, 19 de abril de 2015

Inteligencia financiera

La inteligencia financiera debiera ser parte de la educación que reciben los niños en la escuela. Debido a los escasos conocimientos que la mayoría de las personas hemos tenido con respecto a este tema, nos fuimos bloqueando inconscientemente para lograr un flujo, que no sólo sea el suficiente, si no tener esa inteligencia de incrementarlo logrando que las ganancias sean como mínimo el doble de nuestros gastos, e incluso más. En el  "Cuadrante del flujo del dineroRobert Kiyosaki explica claramente el papel que jugamos cada uno, según nuestro "puesto" en el mundo laboral:

  • Empleado (no hay independencia económica) (trabaja para tener dinero) (trabaja para que otros ganen dinero)
  • Autoemplado (no hay independencia económica)(trabaja para tener dinero) (gana su dinero pero sigue siendo un empleo. Si no trabaja no hay ganancia)
  • Dueño de negocio (si hay independencia económica)(pone a trabajar su dinero para sí mismo) (crea su propio sistema de ingresos y tienen sus propios empleados)
  • Inversor (si hay independencia económica) (pone a trabajar su dinero para sí mismo) (invierten en sistemas de ingresos de otros, en bolsa, etc. Esta es la verdadera libertad económica, no es necesario estar pendientes de un negocio. Tienen ingresos residuales o pasivos que reciben las 24 horas del día, aunque estén tomando el sol en la playa)          

Desde pequeños nos han enseñado que la única posibilidad de sobrevivir es la del empleo o la del autoempleo, da igual que seas feliz o que lleves una vida anodina. No importa que seas infeliz o que tengas jefes descerebrados, que lo único que quieren es que "saques el trabajo", no importando nada o poco, tu estado personal. No se te revaloriza ni se espera de ti, que des más de lo que se impone. Nos hemos creído esto porque lo vimos en casa, era lo "normal" y quedó grabado en nuestro cerebro con sutiles palabras repetitivas que exigían ese estilo de vida. 
En cambio, todos los que estamos en estos temas de emprendimiento, conocemos historias de superación personal, de millonarios que sin estudios, pero con su meta totalmente clara en la mente, lograron sus fortunas insistiendo y levantándose, cada vez que un fracaso los dejaba en  bancarrota, incluso en la calle. Por ejemplo el caso de John Paul Dejoria, dueño de Patrón Tequila y otros productos, que fue el que inventó la frase de: "si no está satisfecho le devolvemos el dinero". Abandonado por su primera mujer y acompañado por su pequeño hijo, estuvieron  en la calle, hasta que ideó vender nuevos productos para las peluquerías, pateando las calles de un salón de belleza a otro. De ahí a la riqueza.
También conocemos a muchas personas con estudios, que nunca han logrado trabajar en lo suyo, y que se han conformado con "lo que les va saliendo", ya que hay que laborar.
Todo esto nos lleva a que la realidad es un estado mental, y de lo que tú te convenzas a ti mismo que eres capaz, será tu realidad. Sé que a muchas personas no les gusta leer esto, pero Kiyosaki lo tiene claro. Es importante saber con qué recursos contamos en este momento, y como los vamos a utilizar. A veces, necesitamos mucho menos de lo que pensamos para comenzar algo nuevo, un cambio de estrategia, levantarse una hora antes o acostarse una hora más tarde, prepararse en el tema que nos apasiona, aunque tengamos la impresión de que "no sabemos muy bien para qué". Nuestros límites son los que nos autoimponemos, en cuanto esto nos queda claro, comenzamos a romperlos y a expandir nuestra conciencia, y entonces vemos posibilidades que antes parecía que no estaban ahí para nosotros. 
Es interesante capacitarse financieramente, aunque no sea nuestro tema, ya que cuanto más completemos nuestra formación, más cerca estaremos de nuestra libertad económica. 
Yolanda Del ©

domingo, 12 de abril de 2015

Neville Goddard o el arte de visualizar nuestros deseos realizados

Neville Goddard fue uno de aquellos escritores y oradores visionarios, que abrieron su mente para ir más allá de lo establecido, y se dedicaron a proclamar enseñanzas new age para la búsqueda de la intención cumplida. Creó su propio método y lo explico, con aquella forma suya de expresarse, de intelectual creyente, que supo adaptar la Biblia y sus enseñanzas, llevándola hacia el lado práctico y de autoayuda. Desde sus propias experiencias vividas enseñó el camino y la fórmula exacta para realizar metas y sueños, mediante la visualización y el sentimiento. Han llegado sus escritos hasta nuestros días, y pululan gratuitos por la red, para quien quiera aprender un poco más de sus enseñanzas. Aquí transcribo la fórmula exacta escrita por él: 
Neville Goddard 

EL MÉTODO NEVILLE 
Vía: http://nevilleenespanol.blogspot.com.es/ 
Sin embargo, esta simple fórmula para cambiar el futuro, la cual fue descubierta por los ancianos maestros y dada a nosotros en la Biblia, puede ser probada por todos. 
El primer paso en cambiar el futuro es el Deseo, eso es, definir tu objetivo, saber definitivamente qué deseas. Segundo: construir un evento que creas que podrías encontrar SIGUIENDO el cumplimiento de tu deseo, un evento que implique el cumplimiento de tu deseo, algo que tendrá la acción predominante del mismo. 
El tercer paso es inmovilizar el cuerpo físico e inducir un estado similar al de dormir. Entonces mentalmente sentirse justo en la acción propuesta, imagina mientras tanto que estás realmente haciendo la acción AQUÍ Y AHORA. Debes participar en la acción imaginaria, no meramente apartarte y mirar, sino SENTIR que estás realmente haciendo la acción, tal que la sensación imaginaria sea real para ti. Es importante siempre recordar que la acción propuesta debe ser una que SIGA el cumplimiento de tu deseo, una que implique satisfacción. 
Por ejemplo, supón que deseas una promoción en la oficina. Entonces ser felicitado sería un evento que encontrarías siguiendo el cumplimiento de tu deseo. Habiendo elegido esta acción como la que experimentarás en la imaginación para implicar una promoción en la oficina, inmoviliza tu cuerpo físico e induce un estado cercano al sueño, un estado somnoliento, pero uno en el cual aún eres capaz de controlar la dirección de tus pensamientos, un estado en el cual estás atento sin esfuerzo. Entonces visualiza a un amigo parado delante de ti. Pon tu mano imaginaria en la suya. Siéntela sólida y real, y sigue una conversación imaginaria con él en armonía con el SENTIMIENTO DE HABER SIDO PROMOVIDO. No te visualizas distante en un punto del espacio ni distante en un punto del tiempo siendo felicitado por tu buena suerte. Más bien, HACES que el lugar sea AQUÍ y el futuro AHORA. La diferencia entre SENTIRTE en acción, aquí y ahora, y visualizarte en acción, como si estuvieras en una pantalla de cine, es la diferencia entre el éxito y el fracaso. 
La diferencia será apreciada si ahora te visualizas a ti mismo subiendo una escalera. Entonces, con los ojos cerrados imagina una escalera justo delante tuyo y SIÉNTETE REALMENTE SUBIÉNDOLALa experiencia me ha enseñado a restringir la acción imaginaria que implica la satisfacción del deseo, a condensar la idea en un solo acto y recrearlo una y otra vez hasta alcanzar la sensación de realidad. De otra manera, tu atención vagará hacia un camino asociado y una gran cantidad de imágenes asociadas serán presentadas a tu atención, y en unos pocos segundos te llevarán cientos de millas lejos de tu objetivo en el punto del espacio y años lejos en el punto del tiempo. Si decides subir un tramo particular de escaleras, porque ese es el evento probable que sigue el cumplimiento de tu deseo, entonces debes restringir la acción a subir ese tramo particular de escaleras. Si tu atención se desvía, tráela de regreso a la tarea de subir ese tramo de escaleras y sigue haciéndolo hasta que la acción imaginaria tenga toda la solidez y particularidad de la realidad. La idea debe ser mantenida en la mente sin un esfuerzo sensible de tu parte. Debes, con el mínimo de esfuerzo permear la mente con el sentimiento del deseo cumplido. El adormilamiento facilita el cambio porque favorece la atención sin esfuerzo, pero no debe ser empujado al estado de sueño en el cual ya no eres capaz de controlar los movimientos de tu atención. Sino un grado moderado de adormilamiento en el cual aún eres capaz de dirigir tus pensamientos. 
Una manera muy efectiva de encarnar un deseo es asumir el sentimiento del deseo cumplido y entonces, en un estado somnoliento y relajado, repetir una y otra vez como una canción de cuna, cualquier frase corta que implique la satisfacción de tu deseo, tal como, “Gracias, gracias, gracias” como si lo dirigieras a un poder superior por haberte dado aquello que deseas. 
Sé que cuando este curso termine el viernes muchos de ustedes aquí serán capaces de decirme que han cumplido sus objetivos. Hace dos semanas dejé el escenario y fui a la puerta a estrechar la mano de gente de la audiencia. Estoy seguro al decir que al menos 35 personas de una clase de 135 me dijeron que lo que deseaban cuando se unieron a la clase ya lo tenían realizado. Esto ocurrió hace solo dos semanas. No hice nada para que pasara excepto darles esta técnica de oración. No necesitas hacer nada para que ocurra excepto aplicar esta técnica de oración. Con tus ojos cerrados y tu cuerpo físico inmovilizado induce un estado similar al del sueño y entra en la acción como si fueras un actor haciendo la parte. Experimenta en imaginación lo que experimentarías en persona si estuvieras en posesión de tu objetivo. Haz que ese otro lugar sea AQUÍ y que entonces sea AHORA. Y tu yo mayor, usando un enfoque mayor utilizará todos los medios y los llamará buenos, lo que tiende hacia la producción de aquello que has asumido. Estás aliviado (eres libre) de toda responsabilidad de hacerlo así, porque cuando imaginas y sientes que es así, tu yo dimensionalmente mayor determina los medios. No pienses ni por un momento que alguien va a ser dañado para que ocurra, o que alguien va a ser decepcionado. No te corresponde, no es asunto tuyo. Debo conducir esto a casa. Muchos de nosotros, educados por distintas enseñanzas, estamos tan (demasiado) preocupados por el otro. Preguntan, ‘¿Si obtengo lo que deseo no implicará daño para otro?’ Hay maneras que tú desconoces, así que no te preocupes. Cierra tus ojos ahora porque vamos a estar en silencio por un largo rato. Pronto estarás tan perdido en contemplación, sintiendo que eres lo que deseas ser, que estarás totalmente inconsciente del hecho de que estás en este cuarto con otros. Recibirás un shock cuando abras tus ojos y descubras que estamos aquí. Debería ser un shock cuando abras tus ojos y descubras que no eres en realidad aquello que hace un momento sentías que eras, o sentías que poseías. 
Ahora iremos a lo profundo: 
PERíODO DE SILENCIO... No necesito recordarte que ahora eres aquello que has asumido que eres. No lo discutas con nadie, ni contigo mismo. No puedes pensar en el CÓMO, cuándo sabes que ya ERES. Tu razonamiento tridimensional, que es un razonamiento muy limitado en efecto no debería ser traído a este drama. No sabe. Lo que sentiste como verdadero es verdadero. No permitas que ningún hombre te diga que no deberías tenerlo. Lo que sientes que tienes, lo tendrás. Y te prometo esto, después que hayas realizado tu objetivo, como reflejo tendrás que admitir que esta mente razonadora tuya nunca podría haber organizado el camino o la manera [para que se cumpliera el deseo. Eres y tienes aquello en este mismo momento en que te lo apropiaste. No lo discutas. No mires a alguien buscando aliento porque la cosa podría no venir. Tiene que venir. Sigue con los negocios de tu Padre haciendo todo lo que haces normalmente y permite que estas cosas ocurran en tu mundo. 
Neville Goddard 
Traducido al español por Fernando C. © Todos los derechos reservados 
*Notas personales de un estudiante de Neville:
Esta técnica de oración debe realizarse por lo menos una vez cada día hasta que nuestro deseo se haya manifestado completamente. Para saber si lo estamos haciendo correctamente hay 2 indicadores. El primero es si llegamos a alcanzar la sensación de realidad de nuestro deseo cuando estamos perdidos en su contemplación. El segundo indicador es cuando surge una emoción que recorre todo nuestro cuerpo y que gradualmente se hace más y más intensa a medida que sentimos nuestro deseo como real. Se puede dar por concluida la sesión cuando hayamos alcanzado la sensación de realidad de nuestro deseo, y/o surgió la emoción que recorre todo nuestro cuerpo y que gradualmente aumenta en intensidad, y en el momento en que nos sintamos completamente satisfechos por esos minutos de imaginación y visualización. Y ahora pon esto en práctica. Practicando es como mejorarás tu aplicación de este método. Porque recuerda que no hay mejor maestro que la experiencia y que aquello que se sabe pero que no se usa de nada sirve. Esta técnica funciona. Así que empieza a ordenar tu mundo y tu vida hoy mismo. Y no olvides compartirla con otros así como alguien la compartió contigo una vez. 
* Las notas personales han sido añadidas por José Manuel N. 
///

Hay varias páginas web de Neville en español, y varios grupos en el facebook, por si te interesa ahondar más en estos conocimientos. Aquí está condensado lo más importante, la práctica, que si realizas con Fe, te dará resultados sin dudarlo. Saludos :)
Yolanda Del ©


lunes, 6 de abril de 2015

Utilizamos el cien por cien del cerebro


No sé si has escuchado, probablemente sí, que sólo usamos un diez por ciento del cerebro o incluso menos, y quizá te sorprenda saber (a menos que seas científico o ávido investigador o curioso), que es una de esas leyendas urbanas, que se han extendido durante años por todo el mundo. Quizá el que Albert Einstein ayudara a difundir este mito (aunque según los expertos esto es otro mito), es lo que lo ha convertido en una cuasi realidad, sin ponerlo en duda. También que en multitud de páginas web, se use este "vacío cerebral"  para aprendizaje de ese supuesto noventa por ciento mediante infinidad de cursos, que nos enseñan a usar la mente para atraer a la vida lo que queremos. Aunque yo soy forofa de la visualización y sé, que dominar la mente y los pensamientos, funciona bastante bien para mejorar estados de ánimo, lograr habilidades sociales y crear nuevos hábitos. Ya hablaremos en futuros post de estos temas.
Lo que está claro es que si eres por ejemplo un experto matemático, tu mente digerirá estos conocimientos en todo su espacio, no sólo en una pequeña parte. Aunque ya sabemos eso de parte izquierda mente analítica y parte derecha creativa. Y aquí viene la razón de tan gran equivoco, ya que usamos todo nuestro cerebro para esos conocimientos que "sí poseemos", y ese supuesto espacio vacío sería para los que no tenemos todavía. Por ejemplo, si yo no leo música, por mucho que me empeñe en mirar una partitura, no sabré distinguir la clave de sol, ni que es una semicorchea, ni cuánto debe ser la duración de una nota. 
Por otro lado, tampoco voy a usar mi cerebro para tener conocimientos sobre algo que no ha sido inventado, lo cual no quiere decir que dentro de unos siglos todo el mundo los posea. 
Vamos adaptando nuestras nuevas conexiones neuronales, precisamente a afianzar toda la cantidad de información nueva que nos llega y que nos interesa  como aprendizaje.
Pues “ceRebremos la vida” J y permitamos que nos alumbre la sed de ilustración.

Yolanda Del ©

domingo, 29 de marzo de 2015

El niño interno

Todos tenemos un niño interno que rige y guía nuestras emociones. Estas, pudieron ser dañadas en la infancia, lo tengamos presente o no. Podemos tener imágenes y recuerdos escondidos en las profundidades de nuestra mente, que nos están bloqueando para avanzar en la vida en muchos aspectos. Sanar a este niño interno puede resultar imprescindible si queremos tener una vida adulta, plena y satisfactoria. Dar amor a nuestro niño interno es imprescindible para que se dé cuenta de que lo cuidamos y lo protegemos, entonces, responderá con alegría y juego.
Imagina cerrando tus ojos, que te ves a ti mismo cuando eras pequeño, observa que haces, que piensas, sientes que es un niño alegre o le falta algo. Luego salúdale y hazle preguntas, y espera unos segundos para escuchar sus respuestas. Anímale si está triste, dile que estás ahí dándole compañía, para apoyarlo en todo, que sepa que nunca va a estar sólo. Dile que es tu decisión estar con él y cuidarlo y que siempre va a ser así. Por último, imagina como le abrazas fuertemente, puedes cantarle o reírte con él. Transmítele esa confianza que necesita de ti, y así, con tu niño interno sanado, se te abrirán más caminos.
Esta es una visualización que yo hago de vez en cuando, y puede ser realmente emocionante. Otra forma de sanar que puede estar conectada con esta, es coger una foto de cuando eras adolescente, o niño, y hablar a tu imagen. Explica que has hecho lo que has podido hasta ahora, expresa todos los sentimientos que afloren y también las cosas que no has podido realizar, sabiendo, que hay tiempo de sobra para cambios y para romper viejas estructuras. 
Siempre es tiempo de replanteamientos y de coger el rumbo de nuestras vidas. Es tu decisión. 
Yolanda Del ©