Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

viernes, 20 de abril de 2018

Hooponopono. Corregir el error.

El ho'oponopono es una de las técnicas más sencillas y simples que pueden existir. Es muy bonita y yo la prefiero a muchas otras. Una forma hawaiana ancestral, para lograr el perdón, para corregir todo aquello que no esté bien en nuestra vida, simplemente repitiendo unas frases o unas palabras, denominadas "gatillo". Visto así, diréis, pues estupendo, si es tan sencillo, es fácil de utilizar. ¿Dónde está la contra? en que debemos hacernos responsables sí o sí, de lo que haya sido el error. ¿Qué quiero decir con esto? Lo voy a explicar contando la historia de cómo una técnica ancestral ha llegado a nuestros días y se está utilizando cada vez más, incluso en mi país, que es España, en dónde la búsqueda personal de cada uno ha logrado que se apliquen conocimientos, ni soñados antes.
Todo empezó con Morrnah Nalamaku Simeona, que en herencia de su madre, aprendió a usar el hooponopono, y no sólo eso, sino que lo modernizó para que lo pudiésemos usar en nuestros días. Lo roto se arregla.
Siguiendo con la historia, Morrnah tuvo un alumno, que todavía vive, que es el doctor Ihaleakala Hew Len, el doctor Len para los amigos :). Pues bien, el doctor Len trabajó durante cuatro años en el Hospital Estatal de Hawaii, concretamente en la sección de psiquiatría, no una zona normal, sino de pacientes y reclusos muy peligrosos. Recurrieron a su ayuda debido a que por un motivo u otro, los psiquiatras abandonaban sus puestos de trabajo al poco de llegar. Entonces se invitó al dr. Len a que intentase ayudar a sanar a estas personas. Y él, usó la técnica de hooponopono. ¿Cómo? se encerró en su despacho y no vio a ningún paciente. Sólo estudió el historial de cada uno, se hizo responsable de lo que él había hecho para que existiese la maldad en cada una de esas personas (osea, tú te haces responsable de los actos que cometió el otro), y luego durante esos cuatro años, mirando la foto de cada paciente, repetía: "lo siento, perdóname, gracias, te amo". El resultado fue que todos ellos sanaron y la sección psiquiatra de enfermos peligrosos, fue cerrada. Sé que esto puede sonar muy extraño si nunca has oído hablar de estas técnicas, no eres espiritual, o eres científico. Y sé que los que os acercáis a leer estos temas, ya sabéis esta historia. ¿Por qué funciona?
Analicemos las frases gatillo principales de hooponopono:
  • Lo siento. Algo ha pasado y te disculpas por lo que tú y nadie más eres responsable. Te arrepientes.
  • Perdóname. Pides a Dios o a esa energía alta en la que crees, ayuda para autoperdonarte. Para que la armonía aparezca.
  • Gracias. Siempre se agradece la sanación o la corrección. La solución llega.
  • Te amo. Sustituye la energía que te bloquea, por energía que "limpia". Pones amor en la situación. 






























Existe una sencilla Oración de Morrnah, que viene bien decir cuando quieres sanar algo, la relación con alguien, a un paciente, cualquier cosa que se te ocurra. Es la siguiente:


"Divino Creador, padre, madre, hijo todos en Uno. Si yo, mi familia, mis parientes y antepasados te hemos ofendido, a tu familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el inicio de nuestra creación hasta el presente, humildemente nosotros pedimos tu perdón. Deja que esto limpie, purifique, libere, corte todos las memorias, bloqueos, energías y vibraciones negativas, y transmuta estas energías indeseables en pura luz."

La mayoría de los problemas personales que nos surgen, vienen de los ancestros, según los expertos en estos temas álmicos, casi en un ochenta por ciento. Entonces, cada vez que queramos corregir algo actual, se debe limpiar desde el principio de los tiempos. Lo importante es pensar que es lo que quieres sanar, y repetir "lo siento, perdóname, gracias, te amo" constantemente. Puedes hacerlo tranquilamente a lo largo del día. Incluso aunque estés realizando otra labor. O puedes decirlo aunque no tengas nada que corregir, para ir limpiando en general. Esto es por nosotros y para que nuestros hijos y sus hijos ya tengan reparados parte de los errores. 
Dejo también un listado de las palabras gatillo más conocidas del hopo:
  • Gotas de RocíoSituaciones de largo recorrido que parecen difíciles de sanar.
  • Agua de vida. Alivio para la depresión.
  • Tiro del tapón. "Soltar" eso que mantenemos y nos daña.
  • Tomo las píldoras del silencio. Memorias de odio hacia el otro sexo.
  • Llave de LuzEnfrentamientos en los que no se llega a un acuerdo.
  • LloviznaEsto es para problemas monetarios. Para que venga el dinero tan fácil como la lluvia.
  • ColibríPara la abundancia.
  • Índigo Búdico BlancoSanar físicamente.
  • Azul Hielo o Hielo AzulQue el dolor desaparezca, es como una anestesia.
  • Papel atrapamoscasConflictos con la pareja, el papel atrapa los problemas.
  • Fuente PerfectaBorrar todo tipo de memorias que vienen de otros o de nosotros y nos crean ideas equivocadas.
  • Yo soy el Yo. "Yo soy" es Dios.
  • Verde EsmeraldaPara enfermedades físicas.
  • Crecer y MultiplicarLa prosperidad que ya es tuya por derecho divino.
  • Color BlancoPara el amor de todo tipo.
  • La Paz del YoPaz total, es un borrador muy eficaz.
  • Punto Cero. Totalidad, soy vacío, entra lo perfecto.
  • Flor de lis. Memorias de derramamiento de sangre, guerras, esclavitud. 

Lo importante, es usar las cuatro frases principales que incluyen todo. El hoopo está presente en la novela que estoy escribiendo, y que espero presentaros antes de que finalice el año. Espero que os haya gustado esta terapia y que os traiga resultados. ¿Ya lo habéis logrado?

Te amo, gracias. 

Yolanda Del ©